No ha habido ni un acto sin presencia de nuestros hermanos africanos

redes

La campaña de REDES (Red de Entidades para el Desarrollo Solidario) ‘África cuestión de vida, cuestión debida’ concluye con uno de los objetivos más importantes cumplidos: mirar África desde África con ojos nuevos y positivos. “Nos sentimos especialmente contentos porque no ha habido ni un solo acto público de la campaña en el que no hayamos contado con la presencia de nuestros hermanos africanos, que nos han presentado su testimonio y su visión de las cosas”.

Una alegría que se suma al hecho de haber contado con el apoyo, iniciativa y creatividad de todas las organizaciones que se sumaron a la campaña: Amigos de Nyumbani, Fundación Sur, Red África Europa Fe y Justicia (RAEFJ), Comités de Solidaridad con África Negra (UMOYA), MANOS UNIDAS, Grupo ProAfrica, Coordinadora de Asociaciones de Laicos Misioneros (CALM), CONFER, Asociación Madre Coraje.

 Una campaña que se iniciaba en 2013 con el objetivo de contribuir al combate contra las causas que están detrás de la violación de los Derechos Básicos de las poblaciones africanas. Y entre esa multitud de causas internas y externas, la campaña elegía el expolio de los Recursos Naturales, fruto de un modelo de desarrollo injusto, insolidario e insostenible.

Con el objetivo de lograr que la maldición de los recursos naturales se convierta en bendición para las poblaciones africanas, “se hacía imprescindible cambiar nuestro modelo de consumo y producción y que para poner en marcha cualquier proyecto de extracción, sea imprescindible el consentimiento previo, libre e informado de las poblaciones locales”.

Educación e Incidencia Política

Para lograr ese cambio de nuestro modelo de consumo y producción, desde la campaña se ha recurrido a la educación con acciones de calle la elaboración de materiales educativos. “Nos hemos convertido en interlocutor relevante y con experiencia cuando se abordan temas referidos al continente africano”.

La campaña también ha trabajado en apoyar avances reales en el marco legislativo. Se participó en la redacción de borradores del Plan Nacional de Empresas y Derechos Humanos que, por desgracia, acabaron encaminándose “en una línea opuesta” a nuestras reclamaciones. También, junto con ALBOAN, Justicia y Paz y Amnistía Internacional formamos el grupo español de la Coalición Europea de Minerales Libres de Conflicto, con el objetivo de conseguir que la Unión Europea apruebe cuanto antes una legislación que obligue a las empresas que trabajan con determinados minerales a aplicar determinados principios que nos aseguren que no nuestros teléfonos móviles, portátiles o bombillas no han financiado grupos armados y violaciones de los Derechos Humanos.

Pero esto no acaba aquí. El compromiso de REDES con África y los africanos va a continuar. “En primer lugar porque nuestras organizaciones siguen acompañando procesos de desarrollo” en los que participan 5.000 misioneros. También porque seguirán en las campañas que se mantienen abiertas y continuarán sensibilizando “en el imprescindible cambio de patrones de consumo que nosotros tenemos que hacer aquí y ahora”. Unos cambios que el propio Papa Francisco reclama en su encíclica Laudato Si: “Constatamos que con frecuencia, las empresas hacen aquí (países menos desarrollados) lo que no se les permite en países desarrollados o del llamado primer mundo”.

Y para seguir trabajando en esta línea, REDES lo hará trabajando con Caritas, Manos Unidas, Justicia y Paz y Confer en la campaña ‘Si cuidas el planeta, combates la pobreza’, que lanzaremos el próximo 7 de junio.